jueves, 22 de enero de 2009

El poder de la risa

El humor es cosa seria, de hecho los más importantes filósofos a lo largo de la historia se ocuparon de él. Así lo hicieron en la Grecia clásica Platón y Aristóteles; y en la Edad Moderna Kant y Schopenhaur; y en el pasado siglo Freud estudió las conexiones del humor con el inconsciente y el premio Novel francés Bergson escribió "La risa", una de sus mejores obras. Por cierto que maravilloso regalo de la naturaleza es la risa. Está en nuestros genes, no es una conducta aprendida, sabemos por las ecografías tridimensionales que en el útero ya sonreímos. Somos seres risueños aunque nazcamos llorando.

Todos hemos experimentado lo bien que nos sienta reírnos. Hay toda una línea de investigación sobre el aspecto terapéutico del humor y no sólo en la Psicología sino también en la Medicina.
Sobre este tema hay una película deliciosa basada en hechos reales que merece la pena ver, titulada "Pach Adams".

El estrés, el desasosiego y la frustración se traducen con frecuencia en trastornos físicos, porque mente y cuerpo forman una unidad radical que sólo el rígido dualismo cartesiano ha separado en apartados estancos. Si las emociones negativas producen cambios químicos nocivos en nuestro cerebro y en nuestro cuerpo, las emociones positivas y por supuesto la risa, producirá lo contrario. Los "Médicos sin fronteras" saben de esto y dedicaron a sus casi colegas "Payasos sin fronteras", con los que colaboran a veces en escenarios bélicos donde como siempre, los señores de la guerra olvidan que en el mundo hay niños, esta frase: "Nosotros que hemos estado tratando epidemias por todo el mundo, nos hemos dado cuenta que lo más contagioso que hay es la risa".

Cuando reímos no sólo nos desconectamos de todo, también nos desinhibimos. Y si somos capaces de reirnos de nosotros mismos, damos paso al fortalecimiento de nuestra autoestima, pues somos capaces de manejar el sentido del ridículo. El buen humor nos permite también tomar una distancia de nuestros problemas, lo que nos ayuda a considerar nuevas alternativas, ya que observamos la realidad bajo una nueva perpectiva. La risa, además de estar declarada como la contrapartida de estados emocionalmente negativos, sirve como mecanismo de expresión, ya que a través de ella se puede exteriorizar sentimientos. Su papel en situaciones dificiles también es importante. El psicólogo Herbert Lefcourt es quien se ha encargado de demostrar que la risa y el buen humor modula la respuesta frente a la adversidad, influyendo positivamente ante situaciones emocionalmente dolorosas.

Sus beneficios sociales también son notables. Es el camino más corto entre las personas, y tiene el plus de ser altamente contagiosa. Cuando alguien empieza a reírse los que están cerca comienzan a relajar los músculos de la cara y es casi seguro que acaben riendo todos, con la característica de que cuanto menos apropiada sea la carcajada, más difícil será controlarla. Si te has reído "así" con alguien, queda para siempre una sensación de complicidad. ¿Qué tal? Sorprendente, ¿no? Lo único que me falta por recomendar es que te rías con el cuerpo entero, ya que todos los beneficios mencionados son efectivos siempre, y cuando rías a carcajada abierta.
Suéltate, no te contengas, riete todo lo que puedas.


6 comentarios:

Aceituna andaluza dijo...

Desde luego, si no llega ser por la risa y el sentido del humor en todas y cada una de las situaciones de la vida, que sería de mi.
Muy bueno el artículo.Un abrazo Mati.

PazzaP dijo...

Si no fuera por esos momentos y por otros que tienen pelo, la vida lo sería un poco menos.

PazzaP dijo...

Por cierto, preciosa entrada. Muy refrescante.

Y gracias por las risas que me has traído a propósito del impertinente reportero.

El hada del Sur dijo...

Hola Pazzap:
Es un gusto ver gente nueva por aqui. La risa es lo más sano y más facil que podemos practicar. Un saludo. Matilde

Iván López dijo...

La risa ilumina la mirada y el espíritu. siempre me han dicho que río poco para la sonrisa que tengo. y tienen razón...pero no es por que no quiera...
riosoterapia para todo el mudno.

por cierto no me has dicho aún de donde sacas tan buenas fotos para ilustrar tus post. Un saludo.

El hada del Sur dijo...

Hola Iván:
Pues luce esa sonrisa que seguro la tienes. La mejor medicina es la risa. La tenemos a mano y creo que podemos practicar. Espero haberte arranco una sonrisa. Un abrazo. Matilde