jueves, 6 de noviembre de 2008

Ser autentico: retorno a la inocencia


Como diría un taoísta lo primero que hay que decir de la vida es que no tiene explicación. Está aquí como un misterio y si intentas explicarla te pierdes. La filosofía siempre ofrece explicaciones, por lo tanto no puede explicar la vida. Una persona que busca la verdad no utiliza teorías, siempre esta abierto. Los que buscan la verdad no pueden dialogar, sólo discutir, no conocen el intercambio de valores opuestos, no saben que el opuesto te equilibra. El conjunto de la vida se basa en la complementariedad de los opuestos, como dice el antiguo símbolo chino, el ying-yang, inocencia y maldad: unión de opuestos, base del equilibrio del ser humano. Vivimos en un mundo enfermo por las batallas, el hambre, la enfermedad y la miseria, donde es común la presencia de en los individuos de trastornos mentales. La mente da movimiento al cuerpo, da sentido y propósito a la vida; cuando no se elige una dirección alimentada por la ilusión y el propósito en la vida, la persona se pierde a sí misma. No sabe dialogar consigo mismo, solo discutir. El retorno a la inocencia es posible para todos, pues por muy confundido o enfermo que se halle una persona, por muy desestructurado que se halle su condición de ser humano siempre nuestro propio ser nos señala la dirección correcta (como una brújula) pugnando por seguir su camino y realizar su propósito.
El retorno a la inocencia viene a ser el reencuentro con uno mismo como parte de un todo exacto,armónico, equilibrado, es el reencuentro con nuestra humanidad, con toda su naturaleza biológica. Supone el darnos cuenta de nuestra particular forma de relacionarno con nosotros mismos y con el universo. Tomar conciencia de nuestro organismo así como de la dinámica y estructura de nuestra mente.
La autenticidad supone la libre expresión de lo que somos, de la esencial, natural y desprovista de condicionamiento. Considero que la mayor parte de las complicaciones de la existencia del ser humano, son generadas por su propia inadaptación a la realidad; debido a que ha ido perdiendo la habilidad de ser él mismo, de vivir de manera natural y con fluidez.
Empecemos hoy ha ser más sinceros con nosotros mismos. Reconociendonos por nuestro valor y por nuestra debilidad.
Esta en la conciencia de cada persona llegar a ser uno mismo dejando atrás los miedos.

No hay comentarios: